Estrabismo

La palabra Estrabismo deriva del griego "strabismós" que significa bizco. Consiste en la desviación de uno o ambos ojos, de suerte que los globos oculares no pueden dirigirse simultáneamente a un mismo punto.

Dado que en los humanos el desarrollo de la visión normal en cada ojo, la conservación de una alineación apropiada de los globos oculares (ortoforia) y la habilidad de integrar las imágenes de ambos ojos, son esenciales para un óptimo sentido de la percepción de profundidad (o estereopsis), es de primordial importancia la detección y el tratamiento del estrabismo en los niños.

La condición puede ser de ambos ojos alternante, o de un solo ojo (monocular), dependiendo de los patrones de visión y fijación. Es así como en el estrabismo alternante, el paciente usa cualquiera de los dos ojos para fijar o para ver, mientras que desvía el otro ojo; dado que en este caso cada ojo es usado "por turnos", la visión se desarrolla más o menos igual en ambos ojos. De esta manera, el cerebro del paciente aprende a suprimir la imagen del ojo que desvía (ojo no fijador) para evitar el fenómeno de la visión doble (diplopia).

Cuando un solo ojo es usado (o preferido) para fijar y el otro ojo se desvía permanentemente, la desviación se denomina monocular (o estrabismo derecho o izquierdo); en tales casos, el niño está altamente propenso a la Ambliopía ("ojo perezoso") en el ojo que desvía, como resultado de su poco o nulo uso.

Ejemplo de Vision con Estrabismo
Visión con Estrabismo
Visión Normal


Clasificación


De acuerdo a la dirección de la desviación el estrabismo se clasifica en: horizontal (endotropía o exotropía) y vertical (hipertropía o hipotropía) estas últimas pueden ocurrir aisladas o en combinación con las desviaciones horizontales, que son las más frecuentes.

De acuerdo a la causa, los tipos de estrabismo más importantes son: paralítico, no paralítico, acomodativo y no acomodativo.


Pseudoestrabismo

El verdadero estrabismo debe ser diferenciado de la falsa impresión de desviación (pseudoestrabismo), que se produce por algunas razones variantes anatómicas. Así, por ejemplo, los niños con pliegues epicantales prominentes y puentes nasales anchos y aplanados, simularán endotropía cuando en realidad sus globos oculares están perfectamente alineados. Así mismo, un niño sin desviación ocular podrá simular una exotropía debido a una amplia distancia interpupilar o a una disparidad entre la posición del reflejo corneano a la luz y el eje pupilar. Varios tipos de asimetrías faciales también pueden contribuir a la falsa impresión de un estrabismo vertical.


Principios de tratamiento

El primer propósito es lograr la máxima agudeza visual en cada ojo y de ser posible, igual o casi igual nivel de visión en ambos ojos. Para esto, cualquier defecto visual corregible, como catarata, debe ser resuelto; los defectos refractivos deben ser corregidos (con anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva) y la ambliopía debe ser vigorosamente tratada con terapia oclusiva.

El segundo propósito es lograr la mejor alineación ocular posible, principalmente en la posición central (o primaria) de mirada y para la posición inferior de lectura. En muchos casos esto se logra solamente mediante cirugía sobre los músculos extraoculares; para esto, se emplean técnicas quirúrgicas desarrolladas aquí mismo en el Instituto Barraquer de América.

Nuestro protocolo de manejo para los casos no complicados, en los que existe una adecuada función bilateral, es iniciar la corrección total del defecto refractivo conjuntamente con la terapia de oclusión ortóptica alternante. Si después de esto persiste un ángulo de desviación significativo, entonces se procede al tratamiento con cirugía.

Es una condición que se caracteriza por tener la visión disminuída en un ojo. No es posible aumentarla con gafas o lentes de contacto y en general son ojos sin enfermedades. La ambliopía se desarrolla en la infancia por mal aprendizaje de la visión debido a factores como:

Mala alineación de los ojos; el cerebro en su proceso de maduración favorece un ojo sobre el otro.

Diferencia de poder: un ojo con miopía, hipermetropía o astigmatismo que no usa la corrección con anteojos o lentes de contacto adecuada.

Gran diferencia de poder refractivo entre ambos ojos; un ojo es elegido

El niño después del nacimiento tiene que aprender la visión del detalle. Cuando existe un defecto que no es corregido pronto, el ojo más debil tendrá mala visión. La visión se desarrolla en los primeros 6 años y cuanto mas temprano se conozca la existencia de un defecto más facil es para corregirlo.


Tipos de Ambliopía

Las causas más comunes son por Estrabismo o por Anisometropía. En el estrabismo, al tener los ojos una mala alineación, un ojo es favorecido y utilizado más que el otro. El ojo más debil no es estimulado adecuadamente y a nivel cerebral las células de la visión no se desarrollan normalmente. Lo mismo ocurre en la Anisometropía, que significa diferencia de poder; un ojo es hipermétrope y otro miope, para el cerebro en maduración es dificil balancear la diferencia, si no es corregida adecuadamente y favorece al ojo con mejor enfoque, el más fuerte

 

Signos y Síntomas

No produce síntomas que sean obvios para los padres y puede pasar inadvertida por años hasta que se realiza un examen de visión; por esta razón es frecuente que solo se detecte al entrar al colegio, cuando ya es tarde para solucionarlo. En la ambliopía por estrabismo el ojo torcido es un signo obvio, pero algunos niños pueden quejarse de dolor de cabeza o tienen la costumbre de cerrar un ojo en ciertas actividades, estos pueden ser signos de mala visión y deben ser consultados con un médico oftalmólogo.

Arriba